Eventos y blog

"12 meses, 12 actividades en Barcelona"

Barcelona es una ciudad cosmopolita, llena de vida y que nunca descansa, con actividades diarias para todos los públicos.
Si ya has visto los típicos monumentos de la ciudad o buscas actividades un poco más alternativas, ¡no puedes perderte este top!

Enero – Empezar con buen pie

En España es tradición empezar el año nuevo comiendo un grano de uva por cada campanada que da inicio al año nuevo, por lo que coge un ramo de uvas y ve a alguna de las muchas fiestas que se hacen en la ciudad.
La fiesta oficial de inicio de año se hace en plaza España, justo delante de la fuente mágica. Desde las 9 de la noche, se realizan varias actividades para amenizar la espera, para dar la entrada al año nuevo con las típicas campanadas y con un gran espectáculo de fuegos artificiales.
Si prefieres un inicio de año con más marcha, puedes dirigirte al Pueblo Español, Sala Apolo o Razzmatazz, donde encontrarás un ambiente más festivo, con DJs y música hasta el amanecer.

Febrero – Haz locuras

Una semana antes de empezar la Cuaresma, entre febrero e inicios de marzo, se celebra Carnaval, una gran fiesta para disfrazarte y cometer locuras. Durante esa semana, se celebran diferentes rúas por la ciudad, además de celebrarse fiestas en locales y discotecas donde ir disfrazado y pasarlo en grande, haciendo algo distinto de lo que harías normalmente.
Carnaval también tiene su parte más gastronómica, por lo que los amantes de la comida no os lo podéis perder: en estas fechas se suele comer buñuelos de viento o de crema y coca de llardons, también es tradición comer butifarra de huevo el jueves Lardero. ¡Aprovecha estos días para probar la gastronomía catalana!.

Marzo – Fiestas patronales

Cada 3 de Marzo se celebra Sant Medir, una fiesta muy dulce donde los más golosos disfrutarán de ella. Durante la mañana y la noche, se realizan pasacalles en el barrio de Gràcia, donde carruajes tirados por caballos y camiones tiran caramelos y chucherías a todo el mundo, endulzando las calles. Una pequeña fiesta colorida, donde sobretodo los más pequeños disfrutarán de ella.
Si prefieres algo más fiestero, cada 17 de marzo, parte de la ciudad se traslada hasta Dublín, ¡es día de celebrar San Patricio!. A pesar de que no es una fiesta muy arraigada a la ciudad, cada vez más locales se apuntan a celebrar esta festividad, así que acércate a alguno de los pubs que hay en la ciudad para celebrar esta festividad irlandesa.

Abril – Una cita romántica

Si le preguntas a un catalán qué día del año es el más romántico, no te contestará San Valentín, te dirá que es Sant Jordi. Cuenta la leyenda que un pueblo era amenazado por un dragón que habitaba a lo alto de la montaña, que se comía a sus habitantes elegidos previamente por sorteo. Un día, le tocó a la princesa, y esta fue al encuentro del dragón pero, por suerte, San Jorge la salvó, matando al dragón. Este al morir, nació una rosa de su sangre, y el caballero la regaló a la princesa como señal de amor.
Sant Jordi (San Jorge en español) es el patrón de Cataluña, y por ello los pueblos y ciudades de todo el territorio se llenan de un ambiente festivo, llenos de paradas de rosas y libros, donde muchas editoriales aprovechan para organizar firmas de libros. La tradición es regalar una rosa a las novias o esposas y un libro a los novios o maridos, sin embargo se regalan ambos mutuamente y a amigos y familiares.

Mayo – Una noche cultural

Si te apetece realizar una actividad cultural, no puedes perderte la Noche de los Museos. Cada 18 de mayo, la gran mayoría de los museos de la ciudad abren hasta bien entrada la noche… ¡y de forma totalmente gratuita!. Sin embargo, ten en cuenta que los museos más populares siempre acumulan unas colas larguísimas, por lo que planifica bien tus visitas para tal de perder el menor tiempo posible. Si tienes alguna exposición pendiente de ver, ya no tienes excusa para no ir a verla.

Junio – La noche más corta

La noche del 23 al 24 de junio es la más corta del año, es la Noche de San Juan ¡y por ello se debe celebrar a lo grande!. En Barcelona es típico acercarse hasta la playa, donde hay varias hogueras repartidas y la gente suele tirar petardos y encender bengalas, además de disfrutar de la música y bailar hasta el amanecer. También es típico brindar con una copa de cava (típico champán catalán) y comer coca de Sant Joan (típico pan / pastel catalán).

Julio – Una noche fresca

 

 

 

 

 

Julio es uno de los meses más calurosos del verano, y por ello en verano se organizan varias sesiones de cine al aire libre  (o también llamado cine a la fresca) por toda la ciudad. La oferta es variada, puedes escoger entre ver películas en español, catalán o V.O.S.E., y tienes muchos géneros por elegir. Si quieres ver cine de una forma distinta, te recomendamos que te pases por alguna sesión, por lo que ve solo o acompañado, tráete algo para comer y… ¡disfruta como si estuvieras en una sala de cine!.

Agosto – Barrios con identidad

Agosto es un mes para disfrutar de la ciudad en su esplendor. Cada barrio tiene su identidad y su carácter y por ello, no puedes perderte sus fiestas mayores. En Agosto te recomendamos pasarte por las fiestas del Barrio de Gracia y las del Barrio de Sants, donde se organizan actividades para todo el público: desde talleres para niños, fiestas por la noche para jóvenes y comidas y espectáculos para el público más adulto. Sin embargo, lo que más caracteriza estos barrios es el concurso de calles, donde cada una se decora eligiendo una temática, haciendo que en cuanto entres visites un mundo distinto. Sin duda, es un espectáculo que no puedes perderte; si quieres visitar el mar, ir al espacio o entrar dentro de alguna película en menos de 15 minutos, tienes que visitar Gracia y Sants en agosto.

Septiembre – La gran fiesta de la ciudad

Sin duda, la fiesta mayor por excelencia, la Mercè (Merced en español) es la patrona de la ciudad y por ello, durante 4 o 5 días alrededor del 24 de septiembre se celebra a lo grande las fiestas de la ciudad. Con una gran variedad de actividades, puedes disfrutar de los pasacalles folklóricos que se realizan, con sus respectivos gigantes, diablos, castellers y demás agrupaciones. Durante estos días de fiesta, se organizan multitud de ferias, espectáculos, actividades y conciertos, y se le da fin con el espectacular Piromusical, donde la última noche Montjuïc se ilumina con unos fuegos abrumadores, acompañados de una banda musical.

Octubre – Festival de Sitges

A pesar de estar a media hora de Barcelona, es una cita obligatoria para los más cinéfilos, el Festival de Cine de Sitges es uno de los eventos cinematográficos más importantes de Europa, y está especializado en cine fantástico. Puedes comprar una entrada o un pase y disfrutar de las películas que ofrece el festival o, si lo prefieres, pasarte por las distintas actividades gratuitas que ofrece la ciudad. La más conocida es el Zombie Walk, donde se hace un desfile nocturno zombie en el que todos los no-muertos están bienvenidos. Si tu rostro es demasiado vivo no te preocupes, pues durante el día hay un punto donde te pueden maquillar de forma completamente gratuita. No hay excusa para no participar, si te gusta el cine o te apetece celebrar un Halloween distinto, sin duda no puedes faltar.

Noviembre – Combatir el frío

Noviembre es uno de los meses más apagados de la ciudad, pues es el mes donde el frío se instala definitivamente a la ciudad y, como amantes del buen tiempo que son los Barceloneses, aprovechan para tomar algo caliente y refugiarse en cafeterías tomando un buen chocolate caliente. Por ello, te recomendamos que visites la calle Petritxol, conocida por ser la calle más dulce de la ciudad debido a los numerosos establecimientos, granjas y cafeterías que ofrecen chocolate caliente. Te recomendamos que visites Granja Dulcinea (nº2), considerada la mejor chocolatería de la ciudad y donde pasaron personas tan importantes como Salvador Dalí o Montserrat Caballé, y La Pallaresa (nº11), donde destacan todas sus pastas y postres elaborados artesanalmente, auténticas delicatessen.
También durante ese mes es cuando empiezan a instalarse las castanyeras, debido a que en Cataluña se celebra La Castanyada el 31 de octubre y el 1 de noviembre. Durante estas fechas señaladas es típico comer panallets (pastitas hecha con masa dulce) y castañas, es por ello que podrás ver que se instalan puestos por toda la ciudad, donde podrás disfrutar de unas castañas recién hechas durante todo el mes.

Diciembre – Espíritu navideño

Al llegar diciembre, la ciudad se ilumina con luces de navidad y parece que las calles se avivan, con gente paseando disfrutando del ambiente o gente comprando regalos para sus seres más queridos. Si la navidad es tu festividad favorita o te gusta ver paradas, no puedes perderte la Fira de Santa Llúcia, una feria que se celebra desde 1786 en la Avenida de la Catedral. En esta feria navideña podrás encontrar todos los elementos indispensables para poder celebrar la navidad: caga tiós, figuras y elementos para el pesebre, bolas y guirlandas para el árbol de navidad…. Al ser una feria extensa, si no te apasiona la navidad también podrás encontrar paradas que venden elementos más comunes, como joyería, papelería, aromas o jabones.

Scroll to top